Inspirado en el Viento

28 05 2012

Tus momentos de hoy estaban inspirados en aquellas cosas reales de la vida, las que de la mía tal vez fueron arrebatadas, robadas, o simplemente se esfumaron de mis manos mientras atravesaba un estado de leve conciencia.

Leeré siempre sonriente tu falta de respuesta a mi última pregunta, última de una conversación comparable con una sinfonía. Probablemente podrías borrar a la protagonista del odio profundo y caminar en la punta de un segundero prófugo.

Quisiera escucharte pero tu solo querías hablarle al amor, verte pero no sólo en una imagen estática, inmóvil e incapaz de responder a sonrisas y bromas. No te conozco pero te extraño al amanecer, no te veo pero iluminas estos ojos tristes, no te siento pero recorres el camino a mi lado con la brisa fría de la ciudad.

Distancias enormes, nudos en corazones, compromisos anteriores, cicatrices, dolores y amores se interponen, a pesar de todo me das esperanza para dejar a medias el odio profundo y besarte sin besarte.

Ya no puedo escribir como antes por mi corazón atado, nublada mente, los dolores de verla y además tu ausencia. En inspiración casi perfecta te has convertido, hace días que lo único que he articulado son cadavéricos e incompletos trozos de nada, pero hoy algo es diferente, sentimientos encontrados, el dolor  profundo, la necesidad de oirte, la negativa de escucharte, la imposibilidad de quererte.

Así como los amantes se dedican hermosas canciones, yo te dedico mis modestas letras, te lo mereces por devolverme la esperanza aunque sea a cuentagotas. Este imposible me hace querer besarte besándote, abrazarte no a través de letras y correr mientras suena una melodía que solo nos puede tocar a los dos.

Allí estas, con las palabras planas, sin color, ni vida que te escuché hoy, pero no importa, me esconderé en este rincón para provocar tus respuestas, dedicarte inmóviles imágenes o hermosas canciones como hace la gente del mundo real.

Probablemente nunca nos veamos, seguramente tu brisa tomará muchos caminos diferentes que no terminan en mí, pero es innegable que algo se completa cuando compartimos esos efímeros espacios, esas risas finitas, voces incompletas, palabras cortas, sonrisas ciegas e invisibles fantasías.

Te extraño sin conocerte, me quieres pero no puedes, quiero verte reír sin pantallas de por medio, nunca me verás tocar la única canción que toco y por cierto muy mal en la guitarra.

Una historia que nació, creció y murió siendo un imposible, un bonito relato de batallas perdidas, pero nunca vamos a olvidar que alguna vez fui capaz de inspirarme en el viento.

Anuncios




El miedo al epitafio

14 03 2012

Cuanto hemos leído del ciclo de la vida, los seres que nacen, crecen, se reproducen y mueren, pero si lo revisamos detenidamente se escapan muchos deliciosos y terribles detalles entre cada una de estás intrincadas fases que aceptamos como axiomas escritos en piedra, el día de hoy me interesa la parte aquella de “se reproducen”, creo casi sin temor a equivocarme que nuestra querida y odiada sociedad navega hacia adelante todavía porque aún quedan algunas familias funcionales por ahí, tal vez no son muchas, son como las brujas, no existen, pero de que las hay, las hay.

Hoy siento mis letras diferentes, están atónitas, se encuentran tensas y en formación, pero no militar, digamos que en formación civil, no agredirán a nadie, pero el miedo las tiene ordenadas aunque no listas para responder y es definitivamente porque hoy hay algo que me inquieta, que pasa si las inciertas e intrincadas circunstancias que orbitan a nuestro alrededor, de manera ordenada y arbitraria al mismo tiempo nos arrancan el bien más preciado que tenemos y que los que creen en registros bíblicos afirman es prestado, que ocurre si los anhelos de pasar de alguna manera a la siguiente generación quedan simplemente contenidas en un elocuente epitafio.

En más, definitivamente más de una ocasión he escuchado la firme resolución de privarse de descendientes haciendo uso del querido libre albedrío, no encontré como justificar esto explorando desde un lugar seguro la violencia que se desató en la década que me vio nacer, simplemente frené mi búsqueda histórica para parafrasear lo que dicen aquellos y más que todo aquellas contemporáneas, “estamos en una ciudad muy difícil para… “, “no quiero traumatizar como lo hicieron conmigo”, “nunca deseo ser responsable por alguien más”. Creo que formarán familias funcionales, pero incompletas, felices pero a medias, y lo digo simplemente por las inmensas ganas que tengo de algún día formar mi propio pequeño gran mundo, feliz y no a medias, completo, con su problemas pero también sus alegrías.

Me inquieta sobremanera que pasará después de mañana,  que triste y oscura verdad pueda aguardarnos como una gárgola de fija mirada en una alta y lúgubre terraza.

Pero como te dije, después de permitirme unos momentos de debilidad que a pesar de ser horas se sintieron como días, volvamos a entrar en calma, respiremos profundo y esperemos que mañana simplemente sea un día mejor.





Segundero prófugo

11 08 2010

Ha llegado de nuevo ese maravilloso momento en que las palabras quieren ser escritas, es muy agradable pero tengo tanto frio que tendrás que esperar un momento…

Siempre he creído tal vez nunca lo he dicho, una buena película es uno de los mejores afrodisiacos para escribir, bueno, no solo para escribir, pero ese podría ser el tema de otro fragmento, y enlazado mágicamente con uno de tus escritos se hizo inevitable que tomara un cuaderno y empezara a escribir.

Hace días que tenía pendiente leerte pero por las quinientas cincuenta y tres mil dos cosas que me han mantenido ocupado, a veces nublado, a veces prendido, estos días no he me lo había permitido. Es tarde dice mi reloj, pero por ahora no le vamos a hacer caso, disfrutemos esa sensación de sentirse lleno de palabras que quieren ver la luz.

A veces siento que mis palabras han envejecido, como envejecieron sus sentimientos con paso inexorable del tiempo, los errores como plantas trepadoras hicieron de las suyas, la lluvia fue llenando todo de aquel oxido característico de las viejas pero alguna vez muy bellas construcciones, y el brillo deslumbrante de las palabras tal como el de los sentimientos se perdió y se convirtió en un bonito recuerdo.

Creo que llegó el momento de respirar profundo y ver que las cosas han cambiado, no me critiques por mi marcada reincidencia, se que seguramente no es lo mejor, pero es como si en esos momentos todo se sintiera deslumbrante de nuevo, el segundero se fugó y va tras el cangrejo, los besos tienen sentido de nuevo, los sueños reaparecen de la niebla que formaron, todo marcha al ritmo de ese par de corazones que juntos laten más fuerte que nunca, pero todo se derrumba, porque al día siguiente el segundero prófugo y cómplice fue capturado y puesto en su sitio, será que ese es su verdadero sitio? la verdad es que no lo sabe, o tal vez ya es muy claro pero al mismo tiempo muy secreto, a veces creo que lo pinta de un llamativo color que no puedo ver ni siquiera al ponerme de nuevo los lentes.

Todo es suficientemente claro, tanto que nada lo es, pero es indescriptiblemente interesante, totalmente suculento y hasta mórbidamente agradable, en este momento de óxido y plantas trepadoras espero con ansia otra fuga, otro momento de ilusiones, de besos, de falsas esperanzas, sonrisas y tiernas palabras, creo que me extraña solo que se prohibió admitirlo fuera de esos momentos mágicos. Pero también puede tener miedo de lastimar y herir con la letal claridad de sus pensamientos, que tan mortal o benevolente, si es claridad, penumbra u oscuridad lo ignoro totalmente.

Estoy completamente seguro de que llegará el momento de una incandescente claridad, pero quizá llegue demasiado tarde, así es, para aprender algo nuevo y maravilloso se debe dar algo equiparable, ya no habrá lugar a culpas o lamentaciones.  Simplemente será muy tarde, pero te juro que aunque todos aquellos sentimientos maravillosos más allá de toda lógica racional desaparezcan y el viento se lleve sus cenizas, nunca la olvidaré.





Perspectiva

25 07 2010

Estas muy cerca, tan cerca del problema que sientes su desagradable tacto, pero su magnitud se convierte en algo imposible de apreciar por la corta distancia. Te preguntas, cual es la mejor forma de resolverlo, te inquieta si tu mejor solución de verdad no lo es, buscas incasablemente en el discurso de tus más cercanos amigos, buscas desesperadamente la mejor perspectiva.

Si dejas crecer al problema turba tu mente, te desconecta y te encarcela, hace que escribas con enorme desahogo, luego seca todas tus palabras y te quedas viendo una hoja en blanco, lo intentas de nuevo y el intento de escribir se convierta en un texto lleno de caos, falto de unidad, un desorden de frases sueltas con sentido puramente individual.

El tiempo a quien todo el mundo proclama como “el gran sanador” poco a poco se convierte en un amigo más, primero lo ves con desconfianza, con incredulidad, como si fuera un gran charlatán, pero es muy persuasivo. Si finalmente lo escuchas te ayudará a ordenar tu caos y que tus palabras expresen lo que quieres de nuevo, que las sonrisas tímidas de tu rostro se conviertan en enormes carcajadas y que de nuevo no solo camines, sino que corras hacia adelante con la frente en alto y una sincera sonrisa en el rostro.





El Borde… Muchas ideas sueltas nacidas en la oscuridad de la noche

14 01 2010

Increible que en un momento en el que me siento a punto de estallar, por estas enormes ganas de escribir que me recorren, solo disponga de un lapiz de una marca definitivamente extraña, probablemente traído de un rincón perdido de China. No tengo ni la más remota idea de donde podría encontrar un sacapuntas o tajalapiz, como lo quieras llamar, es como tener un pequeño cabo de vela en una tremenda oscuridad, te gusta la luz que emana, pero sabes que dentro de poco no podrás ver ni siquiera tus propias manos.

En la eterna maraña de mis pensamientos, que nadie, ni siquiera yo mismo puedo entender hoy, me he parado en el borde y desde esa interminable linea giro mi cabeza hacia atrás para ver tantas cosas que en estos años he hecho, buenas, malas, increibles, excepcionales, decepcionantes.

En un punto trato de imaginar que idea tiene la gente de mí, y que idea tendría de mi mismo si pudiera verme con los ojos de alguien más, no desde una perspectiva meramente física, sino de percibiendo pensamientos y sentimientos.

Siento una tremenda alegría de poder estar en este lugar una vez más (mi casa materna), de cierta forma estar rodeado de mis ancestros y en contacto con mis raices, algo tan necesario para sentir como el equilibrio vuelve a formar parte de mi, algo que tanto ansiaba, porque al verme fuí conciente de que mi balanza se había roto, mi control era algo perdido, sin norte y sin mapa avanzaba torpemente.

En ocasiones cada doce meses nos dedicamos a evaluar nuestras acciones pasadas, hoy es mi turno y creo que ha llegado el momento de dejar latir mi corazón un poco más fuerte, al fin y al cabo es de lo mejor que tengo, tal vez no me creas porque mis acciones pasadas unidas a venenosas palabras me preceden. Pero me siento más que inmensamente feliz de saber de nuevo hacia donde voy, de seguir este viaje con más ganas que antes, de fortalecer los lazos con esas personas que son como mi columna vertebral.

Dentro de poco miraré de cerca las nubes de nuevo, regresaré a aquel lugar lleno de tantos retos, dificultades, pero tambien inmensas oportunidades. Se que puedo mirar al frente parado aquí en este borde que unicamente yo puedo ver y dar fuertes y gigantes pasos inequivocamente hacia adelante.

Increible que esté escribiendo en una hoja de papel que formó parte de letras que hace más de diez años brotaron de mi mente, que tantas personas maravillosas sean parte de mi vida, que haya aprendido tanto de maestros que nunca tuvieron como propósito enseñarme una coma, no pueden faltar las mujeres que hacen sentir el comienzo y el fin de una era, los amigos maravillosos que se marcharon a una mejor vida porque veloces vehículos avanzaban o porque hacia ellos avanzaban veloces proyectiles, los que te apoyan como tu familia en cualquier lugar donde no naciste, los que quieres mucho pero con quienes chocas todo el tiempo.

Fue muy agradable leer aquel mensaje, y como alguien sorprendentemente me dijo una vez o escribes o te olvidas definitivamente de ello, no se puede ahogar las ganas de escribir porque el alma se asfixia en ello. Trataré de llevar a cabo este maravilloso ejercicio más a menudo, aunque la vida de “adulto” me obligue a respetar horarios y estar preparado para la siguiente jornada. Me gustaría volver a ser un asiduo lector y escritor nocturno. Definitivamente la inspiración me llega cuando me siento en parte cubierto por la oscuridad de la noche y sentado aquí en este lugar tan mío, en el que tantas letras leí y aún mantengo la esperanza de muchas más escribir.

Ahora creo que si podré dormir un poco, me parece que subestimé un poco al extraño lapiz cuyo borrador ha sido letalmente mordido por aquella infante de seis años que alegremente se mueve por todos los rincones de mi querido hogar, veo a su punta de grafito como una nueva oportunidad para hacer esto, que tanto disfruto, que tanto me gusta hacer. Buenas Noches.





Acompañado por una cálida soledad

15 01 2009
November 12

Acompañado por una cálida soledad

Tres horas o más, después de luchar contra un lavadero, mi espalda protesta, miro mis dedos arrugados pero no pienso en que hace mucho frío o las prendas tardarán mucho tiempo en secarse. De hecho, sólo dejo que mis pensamientos floten sin cesar, todas aquellas partes de mi vida incesantemente tratan de encontrar su lugar.

A veces es bueno estar acompañado por una cálida soledad, alejado de la realidad y adentrándose cada segundo en un lugar que por descuido a veces ni se conoce. No notas como a veces te alejas de ti mismo, estás seguro de que si en este instante te pregunto quien eres, las palabras que me dirás fingiendo certeza serán fieles a tu realidad, o sólo me lo harás creer.

Por momentos, regreso al mundo, dolor en las manos, cosas por hacer en cantidades tan grandes que la preocupación se vuelve un órgano tangible de mi cuerpo. Pero, gracias no se si a Dios o a que, puedo volver a disfrutar de mi compañía.

De repente el dolor en mi espalda vuelve, siento como si toda mi vida se hubiese consumido en un momento y como un anciano dejo de caminar ergido hasta que puedo relajarme sobre mi cama y poner mi mente en blanco solo un pequeño momento, luego pensar pacientemente en que hago con mi vida, sin dejar de distraerme en los detalles del techo. Al final me siento feliz, y aunque pensarías que es por la labor terminada, definitivamente no es eso, si me lo dijeras estallarían risas, si es que de verdad pueden estallar. Me brota una sonrisa o tal vez varias, en mis labios se mezclan alegría, algo de satisfacción por lo hecho y muchas expectativas por lo que ha de venir y que he de afrontar acompañado además de por todos, por mi mismo. 12Nov06





Recuerdos fundidos con presente

15 01 2009

Empecé a escribir en un blog un día cualquiera, que el calendario recuerda como un primero de noviembre, por allá en el 2006.

Alguna vez hace mucho lei una obra de la que ni siquiera recuerdo su autor, pero algo muy importante que ha permanecido indeleble en mi mente, aquel sujeto cambió de corriente literaria durante su vida, pero al hacerlo no cambió la forma en que estaba escrita su primer obra. De forma comparable en intención, mas no en magnitud dada la importancia de aquel tipo (debió ser un escritor famoso para haber leído alguna de sus obras en el colegio), voy a publicar aquellos fragmentos que escribí alguna vez, asi que aquí va el primero:

No conozco el mar, pero según lo que dicen es equiparable a mis recuerdos fundidos con mi presente. La verdad, hasta no ver no creer. Tanto tiempo he tenido ganas de escribir pero tan pocos senderos que seguir con mis letras, no se si voy a revivir el realismo mágico o me voy a perder en fábulas sin enseñanza, pero creéme que de verdad en mi vida han habido momentos de inspiración total, en que lágrimas han rodado de mis ojos, dejando sobre los tachones mezclados con letras sobre papel reciclado, la esencia de mi ser.

Hay quienes dicen que poseo el don de la palabra. Yo prefiero con mucha modestia, respetar a quienes me han hecho volar con historias acerca de gente que ve el mundo con su nariz, o escuchar con atención que aquella película de mafia no es tan buena como el texto escrito. Otros dicen que es un proceso, y aunque esta palabra con temperamento científico no me agrada mucho incrustada en éste parrafo, que le vamos a hacer, si todo fuera como deseo, algunas cosas serían muy diferentes.
Este espacio me gusta, la tinta no se acaba, el papel no se arruga, los tachones no se multiplican, y hasta cuento con la leve esperanza de que alguien se fije en que el “blog” como le llaman a esto y ya no nos remitimos a la real académia, sino a wikipedia para ver que carajos significa lo de “blog”. Me gustó el título pero espero hacerlo realidad en otra ocasión, ahora tengo que volver al mundo real, o mejor, menos escrito“. 01Nov2006